x


Este cabrón se había visto en la necesidad de compartir a su esposa con otros hombres porque simplemente era insaciable. Le gustaba tanto la pinga que no podía estar tranquila un solo puto día y como su esposo necesitaba ayuda llevaba a un desconocido para que entre los dos la sometan.

Comentar el video