x


Su mujer había descubierto una debilidad sexual que quería satisfacer y su marido no tenía ningún problema con eso. Ella y él, los viernes y sábado por las noches, invitaban a distintos hombres a unirse a ellos en la cama y gozar del sexo grupal. Le gustaba a ella ser penetrada por dos hombres y sentir cómo sus pingas le partían en dos.

Comentar el video