x


De tanto que le gustaba la pinga a su vecina había resultado embarazada, su esposo creía que el hijo que esperaba era de él, pero no. Esta zorra tenía dos amantes y no estaba segura quién era el verdadero padre, pero igual no le importaba ya que su actual esposo sería el que se haría cargo de todo porque juraba que él era el padre.

Comentar el video