x

Este cabrón era bueno en matemáticas, un curso que muchos en el mundo no dominan, pero que gracias a su esfuerzo y perseverancia logró dominar con mucha facilidad. Ahora se dedicaba a brindar asesorías y enseñar a colegiales y estudiantes universitarios. El día de hoy le tocó una estudiante de primer ciclo de la universidad que necesitaba aprender sobre límites y derivadas y estaba más perdida que oso polar en el Africa. Gracias a internet pudo contactarse con un joven quien iría hasta su casa a enseñarle y no le cobraría mucho dinero. Luego de recibir las clases y entender muy bien, esta jovencita decidió darle algo más que dinero por su enseñanza, pensó que si le daría su cuerpo como pago, su ahora profesor particular jamás le cobraría y estaría dispuesto para ella a cualquier hora del día. Así que veremos que le dio algo más que plata.

Comentar el video