x


Sus clientes sabían que hacerse un masaje con Lucía era algo más que fascinante. Sus suaves y delicadas manos sabían qué partes del cuerpo tocar y cuándo y con qué intensidad hacerlo. Hoy ha llegado una mujer recomendada quien sutilmente le ha pedido un final feliz.

Comentar el video