x

Hace un tiempo atrás que mi suegra y yo tenemos una relación que no sé cómo definir, pero lo que sí sé es que cuando estoy con ella soy una mierda en la cama, me desconozco y me pongo como un animal cuando la tengo en mis manos. Mi esposa, su hija, nunca me ha complacido como lo ha hecho su madre. Siempre le he pedido hacerlo por atrás y nunca ha querido, dándome como excusa que le duele cuando lo siente. Eso me llegó a cansar y dejé de pedírselo hace mucho. No sé cuánto más duraré con ella porque ya no siento que la amo y todo lo contrario pasa con mi suegra. Cuando estamos solos y mi hijo está durmiendo voy al cuarto de mi suegra y entro como si fuera el mío, la beso con pasión y luego de tirarnos a la cama para hacerlo me empieza a dar una buenas mamadas para al último hacerlo por atrás. Me encanta cuando me dice que se la meta por atrás fuerte y cuando gime una vez que siente mi polla adentro de su culo. Es una delicia eso de estar follando a la suegra y viviendo con su hija en el mismo techo.