x

Su novio le había pedido algo especial, quería follarse a una prostituta antes de su boda con el consentimiento de su futura esposa. Ella no lo pensó dos veces y le dijo que sí, pero con la condición de que estuviera presente en ese momento. Llegó el día y él ya había escogido una puta la cual ya estaba en su departamento listo para follar. Se sentaron en el mueble de la sala y se la presentó, en un primer momento su novia se sintió incómoda al ver a su novio penetrar a esa puta, pero luego se excitó y hasta le ayudó mientras se la mamaba.

Comentar el video