x


La amante de su padre tenía la misma edad que la de su hijo y ambos se atraían. De las miradas coquetas pasaron a las palabras calientes y luego al sexo. No les importaba que luego tuvieran que vivir bajo el mismo techo y dormir en cuartos separados, lo único que querían era follar.

Comentar el video