x

Ella vivía en un departamento de lujo y contaba con un mini gimnasio que le permitía mantenerse en forma. Su esposo pagaba todo y también le había contratado a una personal trainer, pero un día ella no pudo ir y en su reemplazo envió a uno de sus amigos. Ella aceptó y como no tenía sexo durante casi un mes, porque su esposo no regresaba de viaje, sus ganas de hacerlo eran incontrolables. Al ver a ese hombre ahí sus hormonas se alborotaron y empezó a seducirlo con su mirada, contorneando sus caderas y sugiriéndole que la tome por atrás, la agarre con delicadeza para que luego la desvista, la tome con mucha fuerza y se la folle muy duro. Su personal trainer captó de inmediato lo que ella quería e hizo lo que aquella sexy mujer, con su mirada, le pedía. Se la folló muy rico y producto de esa tarde de pasión y de sexo es el siguiente vídeo porno completo.

Comentar el video