x

Ella era una mujer que era adicta al sexo, pero no al sexo completo sino al sexo oral. Le fascinaba la idea de tener un pene en su boca y saborearlo con su lengua, metérselo hasta el fondo de su garganta y poder, luego de un rato, extraer toda esa lefa contenida por la excitación y el deseo de venirse en su cara.

Comentar el video