x


Era su vecina, una mujer gorda y sin marido, pero que siempre andaba con su anillo de compromiso fingiendo tener un marido, la que le mamaba los huevos y se tragaba todo su lefa. Ella sabía que solo era sexo y estaba bien ya que sólo quería gozar.

Comentar el video